ÁMBITO DE APLICACIÓN


"Todas las empresas del sector alimentario deben garantizar la seguridad de sus productos en las distintas fases de la cadena alimentaria de las cuales sean responsables, desde la producción hasta la venta al consumidor final..."  

 

La inocuidad de los alimentos es el resultado de diversos factores, entre los cuales se incluye el cumplimiento de los requisitos legalmente obligatorios, la aplicación de programas de autocontrol y otros sistemas de prevención conteplados en el Codex Alimentarius, creado en 1963 por la FAO y la OMS para desarrollar y unificar los reglamentos que regulan el comercio alimentario internacional, cuya influencia se extiende a todos los continentes y su contribución a la salud de los consumidores es incalculable.

 

Nuestros clientes principales se encuentran frecuentemente ubicados dentro de los siguientes ámbitos de comercio o industria alimentaria:
 
Cafeterías, Restaurantes
Hoteles
Restauración colectiva 
Cocinas centrales
Catering
Rotiserías
Panificadoras Industriales
Comedores colectivos
Comercios alimentación
Escuelas
Pescaderías
Bebidas
Azucares
Materiales en contacto con los alimentos
Condimentos y especias
Residencias Geriátricas
Guarderías infantiles
Distribución Alimentaria
Industrias Cárnicas
Charcuterías y carnicerías
Mercados centrales, colmados
Frutas y Hortalizas
Heladerias
Pastelerias
Explotaciones Agropecuarias
Aromas y aditivos
Alimentos estimulantes y derivados
Azucares y dieteticos
Productos de origen animal
Grasas, harinas y derivados
 
 …Y cualquier actividad laboral que tenga contacto directo con los alimentos, durante su preparación, fabricación, transformación, elaboración, almacenamiento, transporte, distribución, envasado, venta, suministro y servicio al consumidor final. 


 


Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. OK | Más Información